Actualidad

Becsa trabajará durante 4 años más en la conservación de la AP68, desde Zaragoza a Bilbao

Becsa ha conseguido de nuevo la adjudicación de la conservación de la autopista Vasco-Aragonesa AP-68, renovando así el compromiso con la seguridad vial de esta vía, que ya conserva desde 2018, durante 4 años y 5 meses más.

El pasado 1 de junio arrancó esta nueva etapa en la que Becsa trabajará para la conservación y mantenimiento de los más 294km y 22 enlaces que la AP-68 tiene entre Zaragoza y Bilbao, con un presupuesto anual de 2.563.044,15 €.

Este eje de comunicación es de especial relevancia para el norte peninsular ya que discurre por las provincias de Vizcaya, Álava, Burgos, La Rioja, Navarra y Zaragoza, y es utilizada por miles de vehículos cada día, tanto ligeros como de mercancías.

Para poder garantizar la seguridad vial y un uso cómodo de esta autopista, Becsa cuenta en este contrato con un equipo humano formado por 40 personas, entre las que se incluyen personal de operaciones y técnica. Para poder realizar todas las tareas de mantenimiento y conservación están a disposición del personal 8 furgones, equipados para la señalización en carretera, con sistema de colocación de conos, señales y aspa-flecha luminosa, para favorecer la visibilidad de los trabajos en carretera. La correcta visualización de estos vehículos es necesaria para garantizar la seguridad de las personas que trabajan prestando sus servicios en las carreteras, reduciendo así las probabilidades de atropello.

Gracias a todos los vehículos, entre los que se incluyen pick-ups y furgonetas, Becsa podrá realizar los trabajos de limpieza del sistema de drenaje superficial y transversal y limpieza de pista. Para garantizar una buena visibilidad y conseguir una imagen bonita de la autopista se trabajará en siegas y desbroces, en la jardinería del centro de la calzada y en las áreas de descanso. Además, para evitar que distintos animales puedan acceder a la calzada se trabaja también para el mantenimiento de la valla de cerramiento.

Otra de las tareas más relevantes, que son de vital importancia en todos los contratos de mantenimiento, son las actividades de carácter urgente motivadas por incidentes que requieran intervención inmediata, como puede ser la reparación del pavimento tras el incendio de un vehículo en la calzada.

Teniendo en cuenta que en esta zona las nevadas en épocas invernales suelen ser frecuentes, Becsa trabajará también ofreciendo el servicio de vialidad invernal. Para poder prestarlo de la manera más adecuada se dispone de 22 camiones quitanieves y 3 pick up dotados con equipos de retirada de nieve, así como de 6 retroexcavadoras para carga de fundentes.

Con la renovación de este contrato, queda patente el papel de Becsa como empresa de referencia dentro de la conservación y mantenimiento de carreteras españolas.